Habitantes



los habitantes de mi pena
van y vienen del sueño
a la página
en blanco
la poesía se escurre
entre los dedos
hace calor
es necesaria
la urgencia
la urgencia porque sí
-porque la muerte
se parece al reposo
y la palabra
salió a cazar
incautos-
sólo quedan
olores
sensaciones térmicas
y el amor o su sombra
que le quedan chiquito
a lo que sufre

-la chica teñida de rubio
reparte muñequitos
en trenes
fantasma
cómo quisiera
que al menos este día
la vida fuera justa
con ella
que al menos
hoy
Dios le echara
un vistazo
que esta noche
el sexo
le hiciera el mejor
de los regalos-

compás-silencio
mi dolor
es prócer
de lo que no
sana